/El talento en la era digital

El talento en la era digital

Los cambios en el mundo empresarial avanzan a un ritmo nunca visto y esta rápida transición está generando impactos importantes en la manera en que se realizan los negocios, llegando incluso a escenarios en donde la ventaja competitiva actual es cada vez más fugaz.

Este nuevo panorama disruptivo, desafía a los modelos tradicionales y nos invita a liderar a través de nuevos modelos gestión, introduciendo a las organizaciones mayor dinámica, innovación, tecnología y apuesta al talento clave para lograr sus objetivos.

Ulisses Cabral Saueia, CEO de ManpowerGroup Paraguay, es experto en gestión del talento, cuenta con más de 20 años de experiencia en empresas multinacionales de alto nivel y liderando equipos de alto desempeño a nivel local e internacional.

Él nos comenta acerca de esta nueva era a la que denominan Human Age, en donde el talento se vuelve clave, incluso superando al capital, convirtiéndose así en el principal impulsor para el éxito empresarial.

¿Cómo se mueve el mundo empresarial a través de este fenómeno disruptivo?

En este contexto tan dinámico y exigente hacer más de lo mismo o quedarse en el mismo lugar es prácticamente retroceder. Los modelos tradicionales como tener una estrategia corporativa y ejecutarla adecuadamente ya no son suficientes, las organizaciones tienen el desafío de comprender este periodo de cambios significativos y cada vez más rápidos.

Debemos entender que las acciones que le generaron el éxito actual ya no garantizan el éxito futuro. Se deben considerar las oportunidades y los riesgos que generan las nuevas macrotendencias a nivel global, identificar las nuevas variables de su negocio y estar dispuestos a cambiar los modelos tradicionales por modelos disruptivos. En este escenario el talento se vuelve clave para el logro de resultados.

¿Cuáles son las macrotendencias?

Dentro de este contexto cada vez más competitivo y veloz, si bien se pueden identificar a varias, considero que la revolución tecnológica, la escasez de talentos y la innovación y disrupción de procesos como las más importantes.

¿Podría hablarnos acerca de ellas y cuáles son sus características?

La revolución tecnológica: claramente la tecnología evoluciona a un ritmo único y sin precedentes impactando a todos los sectores, derribando barreras y mostrando mayor transparencia. Este escenario nos invita a reinventar los esquemas de negocios, a introducir nuevas herramientas como el Big Data el cual se convierte en un diferenciador esencial para la toma de decisiones, buscando de esta manera responder a las nuevas exigencias del mercado y de los clientes.

Por otro lado, la revolución tecnológica nos desafía a tener mayor agilidad para entender a la inteligencia artificial y la robótica que forman parte de este escenario.

La clave para liderar en la revolución tecnológica no tendrá que ver solamente con identificar las tecnologías a incorporar al negocio y tener a un equipo sólido y capacitado, también serán necesarias la flexibilidad y la apertura al cambio de manera a pasar con agilidad de los modelos tradicionales por otros mucho más agiles y que generen valor.

La escasez de talento: la contratación y la retención de talentos se ha vuelto mucho más sofisticada. La guerra por tener al mejor talento en las organizaciones ya comenzó y a nivel global el 38 % de las empresas manifiesta tener problemas para cubrir posiciones claves. Por esa razón una de las prioridades más importantes de esta nueva era será generar acciones para la retención y atracción del talento clave.

Esta nueva realidad obliga a generar planes de carrera y desarrollo, estrategias claras de comunicación interna y externa, un plan para transformar la marca empleadora, haciéndola capaz de atraer al talento clave del mercado. Otro punto muy importante será trabajar en el desarrollo de ambientes laborales que presenten flexibilidad y adaptabilidad hacia las nuevas generaciones.

La innovación y disrupción de procesos: actualmente la sociedad se presenta prácticamente como digital y móvil. Es por ello que la innovación se convierte en la clave para generar nuevos escenarios de negocios. Entender el contexto digital usando plataformas simples de contacto y por sobre todo procesos agiles marcaran la diferencia. También una de las claves estará en el correcto manejo del canal digital entendiendo que las redes sociales y los aplicativos móviles generan una posibilidad de interacción única y en tiempo real.

Todas estas plataformas deben estar acompañados de procesos innovadores para así cautivar a los clientes quienes se han vuelto mucho más sofisticados por el fácil acceso a la información y las demandas de productos o servicios prácticamente en tiempo real.

¿Entendiendo todos estos desafíos, que factor juega el equipo humano?

Los equipos de trabajo son fundamentales para la obtención de resultados y mucho más aún en escenarios de cambios. Las empresas deberán tener un liderazgo sostenido y con la capacidad de potenciar su talento para el éxito. Claramente la exigencia más alta estará en el top management, a quienes corresponderá gestionar correctamente las habilidades de cada miembro del equipo, transmitir la cultura organizacional y los desafíos de crecimiento, de manera a lograr equipos altamente comprometidos, motivados y con resultados.

¿Cuál sería su visión acerca de la cultura organizacional adecuada para enfrentar estos cambios?

Desde mi punto de vista, en un contexto de mercado en donde la tecnología tiene mucho impacto en los negocios y las relaciones son cada vez más digitales, yo apuesto a una cultura organizacional más humana.

Recordemos que los colaboradores definen su éxito en el trabajo no solamente por su nivel salarial.Un liderazgo efectivo y cercano, con valores, generando espacios de confianza, respeto, diversidad y transparencia, potencian un ambiente de trabajo y logran equipos mucho más comprometidos. Con claridad y teniendo colaboradores con mayor compromiso, se logran mejores resultados.

¿Qué tan importante son las habilidades y cuáles son más demandadas en escenarios de alta competitividad?

Las competencias y el talento importan mucho. Los ciclos de habilidades serán cada vez más cortos, nuestros estudios indican que el 65% de los trabajos en los que participará la generación Z aún no existen. Por esta razón resulta fundamental que el liderazgo potencie la adquisición constante de nuevos conocimientos a su equipo.

Entre las habilidades más requeridas para generar valor están: la creatividad, la gestión de equipos, el pensamiento crítico, la solución de problemas complejos, juicio y toma de decisiones, la inteligencia emocional, negociación, la orientación al servicio y la flexibilidad cognitiva.

En este escenario de disrupción ¿qué tipo de organizaciones lograrán diferenciarse y aprovechar las oportunidades?

Como líderes tenemos un rol fundamental para lograr el éxito en este tipo de entornos de hípercompetencia. Se destacarán en Human Age las empresas que cuenten con el talento adecuado, las que tengan la capacidad de identificar las nuevas tecnologías y aplicarlas, y por sobre todo las que tengan la flexibilidad estratégica para adaptarse a un mundo cada vez más cambiante y disruptivo.