/El desafío de mantener una empresa durante los años

El desafío de mantener una empresa durante los años

Innovar para perdurar

Mantener el posicionamiento de una compañía a través de los años puede ser uno de los mayores retos para la alta gerencia. Maahsa es una empresa que cumple 93 años en el mercado paraguayo que, gracias a la constante innovación, continúa a la cabeza de su rubro. Esteban Morábito, presidente de Maahsa conversa sobre los altibajos que la firma tuvo que enfrentar y la importancia de la renovación en calidad humana y tecnológica como clave para el triunfo.

Con el pasar de los años, el mercado, las generaciones y las tendencias se transforman. En la actualidad, el mundo se encuentra en un momento de constante cambio. El mercado se encuentra con un nivel de competencia que hace unos años atrás no existía. Es así como los grandes empresarios se preguntan cómo pueden mantenerse dentro de la cancha de juego y lograr que sus empresas superen la barrera de los años acumulados.

La tecnología se ha constituido como la herramienta de este siglo. En películas de la década de los años 30 ya se podía observar a un Charles Chaplin enfrentando la gran revolución industrial en el celebrado largometraje “Tiempos modernos”, así también se tienen filmes un poco más contemporáneos sobre maquinas que se apoderan del mundo, demostrando el temor al avance y nuevas posibilidades.

El “no saber qué sucederá con el tiempo” y la subestimación de nuevas tecnologías o nuevas estrategias de negocio han sido frenos para muchos CEOs y presidentes de compañías que no supieron cómo enfrentar el “futuro” y se estancaron con el tiempo.

Innovar para crecer

La innovación es una palabra que hoy en día se utiliza en todas las conferencias de negocios y, realmente, es porque es un tema del que se debe estar hablando siempre. Innovar implica dar lugar a algo nuevo dentro de un espacio, para satisfacer necesidades que se crearon a medida del paso del tiempo.

En el presente, las personas se encuentran sobreestimuladas con la cantidad de oportunidades y mejores ofertas que los alimentan con un constante cambio. Las empresas se hallan en una posición donde, ante tanta competencia, deben ofrecer novedades de calidad superior para continuar en la pugna por mantener la fidelidad de su público. Esto no significa que la competencia es perjudicial, sino que, al contrario, es un catalizador que ayuda a las empresas a mejorar sus productos y servicios para brindar una mayor calidad y agradar de esta forma a sus clientes. También cabe destacar que ya no solo se trata de un juego de competencia entre compañías. Al introducirse el internet y las redes sociales dentro de la cancha, los clientes tienen voz y voto sobre los productos, servicios y la misma empresa. Hoy, los consumidores tienen el mismo poder que una gran corporación para, en un segundo, destruir una reputación que fue construida por muchos años. Es una época de transparencia digital, donde la empresa debe cuidar cada aspecto de su negocio para mantener u avanzar el posicionamiento del mismo.

Para lograr salir adelante en el océano del mercado actual, innovar es la clave y debe ser parte de la estrategia gerencial para situarse en la cima de la cadena alimenticia de los negocios.

Cambios significativos

Innovar implica cambiar el producto, servicio, imagen, plan de negocio, misión y visión y cada aspecto de una compañía a novedades que en la actualidad se consideran importantes y apuntan a un futuro mejor.

De acuerdo al Manual de Oslo, en su 3ra edición1, “la innovación es la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado, producto (bien o servicio), de un proceso, de un nuevo método de comercialización o de un nuevo método organizativo, en las prácticas internas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores”. Es decir, las empresas que deseen innovar deben adoptar nuevas estrategias en todo sentido.

El manual continúa definiendo que las actividades innovadoras se corresponden con todas las operaciones de una empresa que tienen por objetivo introducir nuevas prácticas que no se realizaban en la compañía. Además, insiste en que puede considerarse en cuatro tipos: la innovación de producto, las innovaciones de proceso, las innovaciones de mercadotecnia y las innovaciones de organización.

La innovación de productos corresponde a la creación e introducción de un bien o servicio nuevo o mejorado en cuantos a sus características o a su uso. La innovación de proceso se refiere a la implementación de un proceso de producción o de distribución que implique cambios significativos en técnica, materiales o incluso en los programas informáticos.

Por otro lado, la innovación de mercadotecnia es la aplicación de nuevos métodos de comercialización que comprendan cambios en el diseño o el envasado de un producto, su posicionamiento, su promoción o su tarificación. De igual manera que las anteriores, la innovación de organización también se trata de la introducción de un nuevo método para el área de la organización en las prácticas, en el lugar de trabajo o con las relaciones exteriores de la empresa.

En cualquier caso de innovación, se debe acompañar de una constante capacitación. Los cambios dentro de la empresa implican nuevos métodos que deben aprenderse para llevar la innovación a la práctica. Así es como la formación del capital humano de una empresa resulta esencial para continuar con el plan de innovación.

Beneficios de innovar2

La práctica de introducción de nuevas estrategias en cada sector de una empresa brinda todo tipo de beneficios. Por ejemplo, ayuda a mejorar el status de la empresa ante la competencia y permite ascender a mejores posiciones de la industria, es decir son tomados en cuenta y utilizados como ejemplos de éxito. Asimismo, mejora la eficiencia en la productividad de una empresa resultando en un incremento de ventas, el ingreso de nuevos clientes y el reforzamiento de la fidelidad de los antiguos clientes que recomiendan los nuevos productos o servicios, lo que brinda una mayor credibilidad a una empresa.

Por último, la innovación desarrolla la capacidad de la empresa de acostumbrar a renovar constantemente, es decir prepara a la empresa para enfrentar el futuro sin miedo, logrando superar la barrera de las tendencias que pasan de moda para acumular años de experiencia y reputación en el mercado.

 Entrevista con Esteban Morabito, Presidente de MAAHSA.

 

¿Podría comentarnos un poco de la historia de Maahsa?

Maahsa arranca como una empresa unipersonal, estimamos que fue alrededor del año 1910 de la mano de su fundador, un alemán naturalizado paraguayo, Don Alberto Heilbrunn.

En sus inicios se dedicó a acopiar frutos del país, como arroz, locro, yerba etc. El 7 de febrero de 1925, don Alberto Heilbrunn transforma la empresa unipersonal a una sociedad anónima.

En 1980 compré a los herederos de don Alberto Heilbrunn el 100 % del paquete accionario. Seguí con las actividades de acopio de frutos del país y agregué productos importados. En 1983 incursionamos con la línea de insecticidas con la marca Mapex y desde esa fecha fuimos abandonando el acopio frutos del país y nos centramos más a los productos domisanitarios, como así también productos cosméticos y veterinarios.

Luego de tantos años en el mercado, ¿cómo logró Maahsa perdurar en el tiempo?

La clave para perdurar en el tiempo es el trabajo tesonero e innovación. Aquí quiero resaltar el valor que tiene la tecnología. Maahsa es una empresa que está vinculada a los centros de investigación y tecnología más importante en el mundo, el cual permite contar con materias primas e insumos más avanzados. Como ejemplo, Paraguay fue uno de los primeros países en Latinoamérica en contar con un insecticida para el hogar formulado 100% con piretroides gracias a la marca Mapex elaboradora por Maahsa.

¿Cuál fue el rol de la renovación en la historia de la compañía que maneja?

La renovación es permanente basada en tecnología. La tecnología se renueva cada día y adoptamos la más eficiente.

¿A qué desafíos tuvieron que enfrentarse como compañía a través de los años?

No es lo mismo ser un empresario en Paraguay que en un país europeo ya que en Paraguay, además de la problemática que tiene los empresarios europeos, tenemos particularidades propias que tomar en cuenta. Por ejemplo el contrabando, fluctuación del tipo de cambio. Inestabilidades políticas, cierre de rutas, etc.

En el caso particular de Maahsa, a través de su historia superó un sinnúmeros de revoluciones y una guerra con Bolivia.

¿Cómo ve la situación actual de las empresas paraguayas ante la era de las nuevas tecnologías?

El empresario paraguayo, por lo que apuntaba anteriormente, es un hombre muy creativo además de ser muy capaz, y desde mi óptica la gran mayoría de ellos están incorporando tecnologías y conocimientos que les permiten crecer a lado de dos países muy grandes y poderosos. De hecho, el crecimiento que tiene nuestro país en estos momentos está basado principalmente en los empresarios paraguayos.

¿Cómo ha influenciado la innovación en materia del talento humano de Maahsa para mantenerse en un correcto funcionamiento?

El talento humano se innova a través de la capacitación que cada talento humano decida hacer, ya sea fuera de la empresa o dentro de ella o en ambos lugares.

Esto trae como consecuencia que este talento humano cada día vaya superando y mejorando sus ingresos y, a su vez, ayudando a hacer crecer la compañía

En su opinión, ¿qué estrategias pueden aplicar las empresas y compañías para mantenerse posicionados en un mercado que se encuentra en un constante cambio?

Lo primero que un gerente de empresa debe tener presente es que la constancia es el cambio y que la solución está en su inteligencia y creatividad. Debe interiorizarse, a través de su gente, cuáles son las necesidades del cliente y trabajar para satisfacer dichas necesidades.

¿Podría dar alguna sugerencia para la alta gerencia que se encuentra con dificultades en el área de innovación?

Cualquier persona que tenga dificultades, y esto incluye a la alta gerencia, necesita pedir ayuda. Hoy en día el país cuenta con consultores que pueden asistir a un gerente que necesita orientaciones y asesoramiento.

Referencias:

1 Oslo, 2005, pág.56 al 64.  http://www.itq.edu.mx/convocatorias/manualdeoslo.pdf

2 Next_U, “BENEFICIOS DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA EN LAS EMPRESAS”. https://www.nextu.com/blog/beneficios-de-la-innovacion-tecnologica-en-las-empresas/