/Industrias y sustentabilidad aliadas para el futuro

Industrias y sustentabilidad aliadas para el futuro

Paraguay Refrescos S.A., representante de Coca-Cola en nuestro país, es sin duda, una compañía con una larga historia de éxitos alrededor del globo. De la misma manera, es una empresa que ha entendido que ese “éxito” no se traduce solo en resultados económicos, sino en el impacto social y medioambiental de sus actividades. Francisco Sanfurgo Cañas, su gerente general, opina sobre cómo la sustentabilidad es un buen negocio para los tiempos en que vivimos.

¿Qué implica la sustentabilidad para Coca-Cola?

La sustentabilidad está en el corazón de nuestro negocio. Somos conscientes del impacto que generamos en las comunidades donde operamos y es por ese motivo que desarrollamos y apoyamos diversas iniciativas que garanticen que ese impacto sea positivo y otorguen valor a la sociedad y el medio ambiente.

Actualmente, Paraguay Refrescos forma parte de la Embotelladora Andina S.A. y es la embotelladora oficial de la Compañía Coca-Cola en el país. Andina es el 2° mayor embotellador de Coca-Cola en América del Sur y el 5° en el mundo.

Desde el año 2016, Andina y sus operaciones en Chile, Argentina, Paraguay y Brasil, participan en el DJSI (Dow Jones Sustainability Index), donde reportamos anualmente indicadores que evalúan nuestro desempeño en el ámbito económico, social y ambiental. Nuestra puntuación a lo largo de estos años ha ido mejorando, lo que repercute directamente en una mayor valorización de las acciones de la compañía en la Bolsa de Valores de Santiago y de Nueva York.

¿Cuáles son algunas acciones realizadas en esta línea?

Dentro de la planta embotelladora, enfocamos nuestros esfuerzos en tres pilares: Energía, Agua y Residuos. El 90% de la energía que utilizamos en la planta proviene de fuentes renovables.

Este año implementamos la instalación de paneles solares que proveen energía para el alumbrado de la planta y permiten un ahorro de 700 vatios por hora, en promedio. Apuntamos a llegar a los 100 paneles instalados en los próximos tres años en el sector externo, sin descartar otras áreas internas de trabajo. También seguimos impulsando la utilización de biomasa (carozo de coco, chips de madera y briquetas) como combustible para la generación de vapor en la sala de calderas.

El agua es el ingrediente principal de nuestros productos, por eso merece toda nuestra atención. Somos responsables por el uso racional y eficiente de este recurso. Contamos con una estrategia de reducción de uso de agua dentro de la planta y en el 2019 ya realizamos inversiones para renovar el sistema de recupero de agua en las líneas de embotellado por valor de USD 200.000. Esta y otras acciones nos han posicionado como la segunda planta con mejor indicador de ratio de uso de agua en la región.

Acompañamos todo esto con un plan eficiente de gestión de residuos, en donde cuidamos cada uno de los residuos generados dentro de la planta. El 100% de los envases utilizados es separado y dispuesto para su reciclaje. Una planta de tratamiento de efluentes se ocupa de tratar el agua utilizada en los procesos de producción para que regrese a los ecosistemas con una calidad apta para la vida acuática.

Fuera de planta y como parte del Sistema Coca-Cola, acompañamos las iniciativas que la compañía implementa en nuestro país en colaboración con distintos aliados. En lo que respecta a la conservación del agua, asumimos a nivel mundial el compromiso para el 2020 de regresar a la naturaleza y a las comunidades el 100% del agua que utiliza en sus procesos de producción. En Paraguay, junto a la Fundación Moisés Bertoni y Avina, impulsamos el proyecto de “Conservación de Agua en la Reserva Mbaracayú”, que tiene por objetivo implementar buenas prácticas agrícolas en 300 hectáreas de pequeños productores, para lograr una mayor infiltración del agua a las napas subterráneas y así sumar a la meta global.

Con respecto al reciclaje, impulsamos la mesa local de la Iniciativa Regional de Reciclaje Inclusivo, junto a Avina, el BID y Pepsico, con el objetivo de realizar un relevamiento de las problemáticas sociales y ambientales en la gestión de residuos en Asunción y Gran Asunción, para identificar oportunidades de implementación de buenas prácticas en la gestión de residuos involucrando también al sector público, organizaciones sociales y recicladores.

También fuimos parte de “Asunción Recicla” junto a Soluciones Ecológicas, en alianza con la Municipalidad de Asunción. Este proyecto involucró a 10 Comisiones Vecinales de la Ciudad de Asunción que posteriormente participaron en un desafío entre las Comisiones Vecinales seleccionadas. El objetivo principal fue la correcta separación de residuos en origen y posterior reciclaje.

A nivel comunidad, trabajamos con el empoderamiento económico de la mujer, a través del programa “Emprendemos Juntas”, que forma parte de 5by20, una iniciativa global de la compañía Coca-Cola que busca empoderar económicamente a 5 millones de mujeres en todo el mundo para el 2020. Localmente es implementado en conjunto con la Fundación Paraguaya y financiado por la Fundación Coca-Cola y busca que mujeres en situación de vulnerabilidad fortalezcan sus emprendimientos, mejoren sus ingresos y la calidad de vida de su comunidad.

El agua es el ingrediente principal de nuestros productos, por eso merece toda nuestra atención. Somos responsables por el uso racional y eficiente de este recurso.

¿De qué forma se ha reflejado la rentabilidad gracias a la sustentabilidad?

Hemos sostenido un crecimiento continuo a lo largo de todos estos años y este resultado tiene diversos orígenes: el uso eficiente de los recursos, el buen relacionamiento que tenemos con los grupos de interés (clientes, proveedores, comunidades vecinas), una cultura corporativa que promueve la confianza, la colaboración, el respeto y la diversidad, sumando el aporte del personal a la creación conjunta y la pasión y compromiso como motor para dirigir nuestras energías hacia un trabajo eficiente.

Desde Paresa generamos más de 20.000 empleos directos, indirectos y en nuestra cadena de valor. Hemos sido reconocidos durante dos años consecutivos como Empresa Empleadora de Paraguay, esto es el resultado de nuestro crecimiento constante, y, sobre todo, demuestra que para nosotros el capital humano es esencial para el negocio.

CEOpy Edicion 15

Además, nos encontramos entre las diez empresas que más aportan al fisco en el país, como grandes contribuyentes del estado con inversión y empleos de calidad, operando en el marco de todas las regulaciones vigentes.

El consumidor hoy en día elige marcas preocupadas y comprometidas por el contexto que atraviesa el mundo. En Paraguay, estamos orgullosos de seguir siendo la marca líder en el mercado – Premios Top of Mind y Ranking de Marcas como marca preferida por los consumidores -. Para nosotros estos indicadores representan un éxito y al mismo tiempo un desafío, el de seguir creciendo y continuar apoyando proyectos sustentables.

¿Cuáles han sido las mayores experiencias de éxito que ha tenido Paresa usando a la sustentabilidad como estrategia?

A nivel interno contamos con varios ejemplos, citando aquí uno en particular: en los últimos cinco años hemos logrado reducir el 25% del uso del agua en procesos industriales en planta impulsando diversas acciones. Por ejemplo, el agua que se emplea para enjuagar un tanque o para el lavado de camiones luego se utiliza para la limpieza de los montacargas o la jardinería. Además, reutilizamos el agua de lluvia, que se almacena en un gran tanque, pasando por un tratamiento adecuado para luego utilizarse en las cisternas de los sanitarios.

Fuera de la planta embotelladora, nos enorgullecen las experiencias que estamos impulsando conjuntamente como Sistema Coca-Cola, en dos casos puntuales: a través del Proyecto de Conservación de Agua en la Reserva Mbaracayú, en donde junto a nuestros aliados, mejoramos la calidad de vida de 150 pequeños productores, así como también, el impacto del programa “Emprendemos Juntas” en más de 3.000 mujeres de Paraguay que hoy viven una realidad diferente, gracias a la capacitación y el empoderamiento que recibieron, lo que se traduce en un impacto positivo de manera indirecta en 7.929 familias ubicadas en los 25 municipios de todo el país en donde se ejecuta esta iniciativa.

Las estrategias que buscan el triple impacto, ¿cómo son percibidas por el consumidor?

Me gustaría responder esta pregunta desde mi óptica como consumidor. Cuando veo valores positivos en una compañía o en una marca que consumo, siento que soy parte de ese cambio positivo. Me apropio del proyecto, siento orgullo de consumir esa marca. Lo que se traducen en que paso a convertirme en un “embajador” que busca dar a conocer las cosas buenas que hacen los productos que consumo.

A nivel país, mirando sectores empresariales que aún no se han sumado a la apuesta por la sustentabilidad, ¿cuál es el desafío que queda?

Todavía tenemos el desafío de incorporar el enfoque de la sustentabilidad dentro de las empresas. Este enfoque no debería ser visto como filantropía, sino como una estrategia de negocio.

Actualmente en Paraguay, las compañías que participan en cámaras y gremios del sector empresarial son mucho más conscientes del impacto positivo que genera estar comprometidos con la sustentabilidad, el cuidado y conservación del ambiente, así como el empoderamiento de la mujer.

La sustentabilidad va mucho más allá de las acciones con el ambiente, ya que tiene un componente fundamental, que es el crecimiento económico, para poder seguir generando inversiones que ayuden al crecimiento de las empresas y del país, generando más puestos de empleo, desarrollando cadenas de valor y aportando a la formalización de la economía.

close

Suscribite al boletín