/Iniciativa público privada

Iniciativa público privada

Aunque parezca difícil de creer, existe una idea de que los sectores público y privado siempre sostienen una relación difícil a la hora de trabajar juntos. Durante el último Foro Inmobiliario 2019 realizado por la CAPADEI, el abogado Javier Parquet expuso la necesidad de que ambos poderes trabajen juntos para lograr un óptimo desarrollo en infraestructura.

Parquet fue el encargado de abrir el último Foro de la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios con este tema, y posteriormente nos brindó más detalles acerca del mismo.

¿Cuáles son las principales dificultades que se enfrentan al encarar un proyecto público-privado?

En primer lugar, existe una visión casi permanente de que el Estado y las iniciativas privadas cuentan con formas de ver el trabajo totalmente antagónicas y confrontacional. Eso ocurre debido a que el primero se encarga de controlar, supervisar, observar y hacer cumplir sanciones en el ejercicio de facultades disciplinarias.

No obstante, en una situación como la nuestra, en la cual los recursos fiscales son insuficientes para satisfacer ciertos requerimientos especiales en materia de servicios públicos de infraestructura, es absolutamente necesaria la concentración en conjunto del poder público y la iniciativa privada para el desarrollo de la citada infraestructura.

Muchas veces las dificultades tienen que ver con la norma actualmente existente en referencia a su aplicación y ejecución efectiva.

En primer lugar, existe una visión casi permanente de que el Estado y las iniciativas privadas cuentan con formas de ver el trabajo totalmente antagónicas y confrontacional.

¿Cuáles han sido históricamente las mayores experiencias tanto de éxito como de no tanto éxito en cuanto a la colaboración pública-privada?

Se han suscitado muchos proyectos, no solamente en el ámbito de las asociaciones público-privadas, sino también en lo que llamamos proyectos de “llave en mano” o de Joint Ventures. En ese sentido, se han completados sobre todo dos emprendimientos importantes, en donde justamente se ha logrado una mayor participación y una mayor amplitud en la concertación y en la conciliación de intereses, más que en la predeterminación y la imposición del Estado.

La seguridad jurídica nacional ¿Es beneficiosa para este tipo de proyectos o todavía debería modificarse?

En realidad, la seguridad jurídica en estos proyectos tiene dos patas. En primer lugar, todo lo que tiene que ver con el procedimiento previo y competitivo, en donde existe un puro ejercicio del poder público. En este nivel, todo conflicto que pueda existir debe resolverse en los tribunales nacionales. Existe una serie de normas que hay que corregir para poder solucionar los conflictos en el ámbito de la administración.

No obstante, a través de la suscripción de los contratos, se plantean una serie de mecanismos de solución de controversias en otros foros y por vía de arbitrajes, que sí merecen una amplia confianza y crédito por parte del inversionista.

Usted mencionó, durante su exposición, los problemas que se dieron durante los trabajos en las rutas 2 y 7 respecto a las expropiaciones ¿Con cuánto tiempo de anticipación el estado debería empezar a analizar los posibles obstáculos que se puedan presentar?

Las Alianzas Público-Privadas tienen una especie de fórmula que es muy propia de ellas, y que tiene que ver con la identificación de los riesgos, tanto sociales como ambientales e incluso políticos. Existen ciertos obstáculos que son previos y fundamentales para el desarrollo de los proyectos, y a estos debe anticiparse el Estado para poder resolverlos antes.

Este debe asumir un compromiso previo para limpiar la cancha antes de que empiece a jugarse el partido, en ese sentido, el ejemplo de la ampliación de las rutas 2 y 7 es uno bastante gráfico en donde se deja en claro que el Estado debió haber resuelto el esquema de expropiaciones antes de que el proyecto se haya empezado a ejecutar.

¿De qué manera el sector privado puede ayudar al estado cuando hablamos de planificación de la inversión pública?

Existen dos formas de plantear y encarar un proyecto de asociación público-privada, por impulso público o por iniciativa privada. Estas son las manera más concretas y específicas, a través de la presentación de proyectos y planteamiento de fórmulas alternativas, así como herramientas para poder lograr los objetivos.