/Más allá del dinero

Más allá del dinero

Una frase muy conocida, divulgada y que hasta ha sido para publicidades reza que hay ciertas cosas que el dinero no puede comprar. Normalmente todos apuntan a la felicidad como una de esas cuestiones, y en las empresas esto debe ser comprendido. No siempre alcanza con un buen salario y un puesto de relevancia para que el personal se sienta conforme con la compañía cual forma parte y pueda dar el 110% de su capacidad.

Hay un par de preguntas que se debe hacer primeramente antes de abordar el tópico mencionado: ¿es la felicidad del personal algo que las empresas puedan directamente cultivar? ¿Cuáles son los factores que influyen en que exista felicidad en el trabajo? ¿Es una necesidad o simplemente surge de manera natural?

Ya existen varias organizaciones que creen dar con las respuestas a estas interrogantes acerca de como se da el efecto que una motivada y feliz fuerza de trabajo puede tener en la productividad. En ese sentido se ha realizado un reporte denominado “Es hora de trabajar felices: los secretos de las empresas y empleados felices”.

Dicho trabajo estuvo a cargo del especialista Robert Half y en él se revelan los factores verdaderamente responsables de la felicidad del personal de una empresa, así como la manera en que los negocios pueden nutrirse de una cultura positiva de trabajo.

Una de las primeras cosas que deja en claro este informe, es que la gran mayoría de los trabajadores no se sienten felices en sus empresas en todo momento, ya que inevitablemente hay momentos en los cuales se sienten frustrados por algo. No obstante, esto no necesariamente influye en la sensación global que tienen.

El problema comienza cuando la insatisfacción y la frustración se va volviendo un factor agobiante. Muchas empresas ven la cuestión de la felicidad laboral como una intangible “necesidad de tener”, cuando en realidad tiene que ver con una importante prioridad organizacional.

Si bien es cierto que es imposible obligar a los empleados a ser felices o controlar todos los factores que contribuyen a la felicidad de estos, lo que si se puede hacer es crear las condiciones a nivel empresarial buscando ayudar a promover la comodidad y la satisfacción en el trabajo.

Factores que influyen en la felicidad en el trabajo

La felicidad es de por si un sentimiento individual que cada uno tiene, por lo que existe una fórmula mágica para lograr que aparezca en la vida de los demás. No obstante, existen si algunos factores universales que ayudan en gran medida a que esta se manifieste en los empleados.

Trabajos interesantes y significativos

Los empleados que sienten que el trabajo que realizan vale la pena son 2 veces más felices que los demás. Este es el mayor factor de felicidad para la gente que trabaja en rubros como el marketing y otros campos creativos. Un dato importante sobre esto es que provee a los empleados una visión compartida que los ayuda a estar focalizados en sus objetivos tanto en los momentos malos como los buenos.

Sentimiento de justicia

Siempre es importante hacer un esfuerzo por hacer que las decisiones que se tomen sean justas y transparentes. Esto se traduce en tener políticas claras sobre el pago, la promoción y los proyectos, haciendo que los empleados se sientan escuchados y tengan chance de hablar cuando sienten algún tipo de inequidad.

Sensación de empoderamiento

Empoderar al personal para que tomen sus propias decisiones en ciertos aspectos promueve bastante la felicidad en el trabajo. Los empleados suelen sentirse más confiados gracias a esto, lo que provoca a su vez que inviertan más empeño en su trabajo y se ven beneficiados en el desarrollo de habilidades que los harán crecer en sus carreras, mientras siguen aportando a la empresa.

Relaciones de trabajo positivas

Una relación de camaradería entre los miembros del personal promueve la comunicación, la cooperación y la colaboración, además de incentivar la innovación.

Estar ajustado a la empresa

Cuando uno contrata personas que calzan bien con la cultura de trabajo de la empresa, para ellos es mucho más fácil asimilar todo y comienzan a contribuir bastante rápido con su rendimiento. Si se da el caso contrario, la persona podría incluso perjudicar la moral del equipo completo.

Sentirse valorado o apreciado

Si como jefe o líder uno le demuestra a su personal un gran aprecio por su esfuezo, dedicación y arduo trabajo, se cultivará en ellos valores como la lealtad y favorecerá la creación de un buen buen ambiente laboral. La Dra. Christine Carter recomienda hacer alabanzas sinceras y específicas a los empleados, además de hacerlo lo más que se pueda.

La felicidad es siempre una opción, pero es un muy buen punto de partida crear un ambiente de trabajo positivo y sano. Los beneficios se verán en la calidad del trabajo y en los avances positivos que se tendrán en varios aspectos al final de todo.

close

Suscribite al boletín