/Nunca se deja de aprender

Nunca se deja de aprender

No cabe duda de que el avance de la tecnología hoy en día es extremadamente veloz y en ocasiones muy difícil de seguir. Al momento en el que algo nuevo sale, con tan solo un chasquido de dedos pasa a ser viejo, por lo que las empresas se ven en la necesidad de estar atentos y conocer todas y cada una de las innovaciones que aparecen para no quedar fuera de juego.

La empresa Tigo es sinónimo de dos cosas actualmente: liderazgo y vanguardia. Desde su aparición como una pujante compañía de telefonía móvil hace casi 15 años, la organización ha sabido liderar el mercado pero por sobre todas las cosas, expander sus propuestas y productos utilizando las últimas tecnologías como llaves a nuevas oportunidades de negocio.

El señor Ángel Auad, gerente general de la empresa, nos habla acerca de cómo Tigo encara el vertiginoso mundo de la innovación tecnológica y cómo siempre aspira a estar siempre preparado para aprender de este revolucionario y cambiante mundo.

¿Cuáles son las principales innovaciones tecnológicas que se han dado últimamente en Tigo?

Detallar eso se vuelve bastante complicado ya que todos los días se implementan nuevas tecnologías, se desarrollan las anteriores y muchas veces terminan ya no teniendo nada que ver con el origen. La base está en el avance extremadamente veloz con el cual se están desarrollando las innovaciones.

Nosotros creemos que estamos en el pico, todos los días vamos un paso hacia adelante en sectores como la transferencia de fondos, etc. Hay que considerar que no solamente estamos en la línea de telefonía móvil sino también en lo que tiene que ver con televisión.

A medida que se van incorporando innovaciones, ¿Es necesario hacer un seguimiento a través de la capacitación del personal?

Si, desde luego, es un esfuerzo que nosotros venimos haciendo desde el primer día. Nosotros hemos desarrollando la idea de que primeramente debemos emplear a la gente más joven posible, creo que esa ha sido una razón fundamental de nuestro éxito. Hay que reconocer que el valor del joven paraguayo es impresionante, tiene muchas ganas y capacidad para aprender.

Nosotros podemos dar fe de esto último, nada más hay que fijarse en la cantidad de jóvenes que han trabajado con nosotros y que posteriormente fueron ubicados en lugares muy importantes en otros países como cargos ejecutivos o presidencias por nuestra empresa madre, que es Milicom.

¿Cómo se hace con el personal más experimentado para que puedan adaptarse a las innovaciones?

De alguna manera suele pasar normalmente que la gente se incorpora en las primeras etapas de su vida laboral, por lo menos en la mayoría de los casos. Esto no significa que contratamos inexpertos, siempre buscamos personas con un cierto nivel de capacitación y a partir de allí desarrollamos nuevas maneras de seguir instruyendo al personal.

Hemos llegado al extremo de que a Tigo llega gente de otras dependencias de la empresa en el exterior para capacitarse acá.

¿Cuál sería una innovación que está siendo vanguardia mundial en este momento y a la cual Tigo le está echando ojo?

Ahora mismo no hay nada que yo pueda adelantar, pero si puedo contar que estamos desarrollando tecnologías muy novedosas pero por sobre todo valiosas para el cliente.

¿Cómo ha sido la reacción del cliente de Tigo a las cosas nuevas que se han incorporado?

Hay que primero distinguir una cosa, nuestros mayores clientes no son ni los jóvenes ni las corporaciones, son ambos. En algunas ocasiones se dan casos de gente que dice que solo utiliza el celular para llamar y demás, pero es un número que cada vez es más reducido, uno se da cuenta en su vida diaria como incluso gente mayor manipula un celular. Sistemas como WhatsApp o Facebook ya no son monstruos difíciles de entender, como pasaba antes.

Sobre el nuevo mundo de la inteligencia artificial, ¿Tigo está interesada en incorporarla en algún momento?

Por supuesto, nosotros estamos permanentemente al tanto de eso, tenemos un equipo de gente que está siempre encargándose de la parte tecnológica y nosotros estamos incorporados dentro de ese esquema. Nada nuevo nos toma de sorpresa, pero como te dije, las decisiones empresariales son las que pueden hacer que las cosas se adelanten o no.

close

Suscribite al boletín