/Una herramienta para reducir la pobreza

Una herramienta para reducir la pobreza

Impacto social
Martín Burt, director ejecutivo de Fundación Paraguaya

Fundación Paraguaya creó hace un par de años el “Semáforo de la Pobreza” una plataforma que permite, de manera concreta y tangible, eliminar la pobreza. Las empresas son facilitadoras en el proceso, durante el cual las familias de los colaboradores identifican los aspectos que deben mejorar para superar situaciones de vulnerabilidad. El éxito de esta herramienta llevó a la formulación del “Semáforo de la Educación”, un instrumento para identificar las falencias en este campo y brindar soluciones para Paraguay y el mundo.

Hasta hoy, ¿qué resultados ha aplicado el semáforo de eliminación de la pobreza?

El Semáforo es algo totalmente nuevo. Es una metodología de autoevaluación e intervención a la pobreza multidimensional. No solo se miden los ingresos, sino otros elementos igualmente importantes. Por primera vez se permite que las familias midan su calidad de vida y tomen acciones específicas para superar sus necesidades. En los últimos años hemos ayudado a 30.000 familias superar la pobreza de ingresos y a unas 5.000 familias eliminar completamente sus necesidades y pasar a la clase media.

Las empresas implementan el Semáforo a través de un programa llamado “El Semáforo para Empresas”, en donde los trabajadores evalúan su calidad de vida y en base a estos resultados la empresa utiliza su fuerza negociadora y red de contactos para generar oportunidades a favor de sus empleados. Entre las acciones más importantes se destacan, por ejemplo, la habilitación de cuentas de ahorros con bajos requisitos o negociaciones con proveedores para construir baños más económicos para los trabajadores. Es muy importante hacer énfasis en que estas acciones no transfieren al empresario toda la responsabilidad de mejorar la calidad de vida de sus empleados. Sin embargo, el empleador se convierte en un facilitador del proceso.

Hasta la fecha han implementado el Semáforo unas 145 empresas en Paraguay y unas 25 en países tales como Sudáfrica, Colombia y México.

¿Cuáles son los indicadores que se perciben en las empresas con más frecuencia?

El Semáforo permite a los trabajadores y sus familias medirse en aspectos relacionados a los ingresos y empleos, salud y medio ambiente, vivienda e infraestructura, educación y cultura, organización y participación, motivación e interioridad. Estas dimensiones se desagregan en 50 indicadores que son medidos por los trabajadores a través de una encuesta visual que permite la autoevaluación.

Entre los indicadores con más niveles de pobreza se reportan: ahorros familiares, diversificación de ingresos, presupuesto familiar, salud bucal, acceso a seguros, emprendedurismo y esparcimiento.

¿Ha cambiado el nivel de involucramiento de las empresas en temas sociales, o en acciones como las que propone el semáforo?

Es un camino que se está transitando positivamente. Pasamos de un grupo de 30 empresas participando del programa en el 2014, a 170 empresas al 2019 en todo el mundo. Las empresas están comprendiendo que su rol en la sociedad no solo está en dar empleos y salarios dignos. Hoy en dia el mercado y el consumidor son quienes deciden qué productos o servicios comprar en base a la cadena de valor que se genera tras una marca determinada.

El Semáforo para Empresas permite un balance comercial y social. Además de ofrecer oportunidades de mejoramiento para los trabajadores, las empresas que participan del programa también se relacionan y crean alianzas estratégicas comerciales con valor social.
Actualmente se están llevando adelante varios estudios de evaluación de impacto. Estamos queriendo validar los testimonios de los empresarios que nos mencionan que a partir del Semáforo, aumenta la productividad de la fuerza laboral. Por ejemplo, al reducirse el nivel de rotación y ausentismo del trabajador, aumenta no solo el rendimiento, sino tambien el compromiso del colaborador con la empresa.

“Fundación Paraguaya creó hace un par de años el “Semáforo de la Pobreza” una plataforma que permite, de manera concreta y tangible, eliminar la pobreza. ”

Una nueva herramienta de innovación social, recientemente presentada, es el Semáforo Educativo, ¿qué es? ¿en qué se asemeja y diferencia del semáforo de eliminación de pobreza?

El Semáforo Educativo es una innovación desarrollada por la Fundación Paraguaya, siguiendo los principios del Semáforo de Eliminación de Pobreza. Es también una autoevaluación sencilla, accionable, aspiracional, usa tres colores y tiene un enfoque multidimensional.

La principal diferencia es que permite incorporar la perspectiva y el sentimiento de tres actores claves: el estudiante, el docente, y los padres/tutores. Como mentioné anteriormente, el Semáforo de Eliminación de Pobreza se centra en factores relacionados a la pobreza muldimensional.

¿Cómo surge el semáforo educativo?

La verdad es que se me acercaron educadores y sindicalistas de Estados Unidos. Me dijeron que les gustaba el Semáforo de Eliminación de Pobreza, y me pidieron desarrollar una herramienta similar para la educación. Resulta que allá los profesores también están frustrados porque no pueden tener éxito y efectividad en la enseñanza al haber un sinfín de necesidades y obstáculos que impiden su buen desempeño. En algunos casos hay hacinamiento en las aulas, en otros casos hay ventanas rotas, o estudiantes que vienen al colegio con el estómago vacío. El problema es que la circunstancia de cada profesor es única y las estadísticas de los gobiernos no logran reflejar la casuística que le afecta. En algunos casos, los profesores saben enseñar pero los alumnos no saben tomar apuntes. En otros casos, los profesores y alumnos son buenos, pero en la casa los estudiantes no tienen dónde hacer sus taréas. El zapato aprieta a distintas personas en diferentes lugares. Nuestro objetivo es desarrollar una herramienta útil en Paraguay y en el mundo.

¿Puede promoverse desde las empresas? ¿De qué manera?

Las empresas pueden promover no solo el Semáforo de Eliminación de Pobreza sino también el Semáforo Educativo. Es un método fácil y práctico para identificar oportunidades y debilidades y hacer algo al respecto. No es un índice. Es un tablero de control fácil, con colores, que entra en una sola página, y que habla por sí mismo. Las personas interesadas nos pueden llamar y podemos empezar rápidamente a trabajar.

¿Cuáles serían objetivos concretos de esta iniciativa?

Como mencioné, el Semáforo Educativo está enfocado a diferentes actores de la educación. El objetivo es permitir la autoevaluación de las diferentes aptitudes y condicionamiento.

Por ejemplo, el Semáforo Educativo permite a docentes autoevaluar su propio proceso de enseñanza-aprendizaje para alcanzar sus metas de enseñanza. También permite a padres autoevaluar las condiciones socio-emocionales que afectan la educación de sus hijos para identificar acciones concretas para apoyarlos mejor. Y finalmente permite a los estudiantes autoevaluar los factores asociados a su aprendizaje. Posterior a la autoevaluación, cada participante identifica sus prioridades y hace un plan de acción para superar los problemas.

close

Suscribite al boletín