/¿Qué depara el futuro al sector bancario?

¿Qué depara el futuro al sector bancario?

Escenario financiero

Aunque, sin lugar a dudas, el contexto financiero se ve lastimado como consecuencia de la pandemia y las medidas relacionadas a esta, aún podemos mirar hacia delante con optimismo. Sin embargo, eso no elimina las dudas que podrían presentarse al contemplar lo que los próximos meses deparan a la economía de nuestro país.

Carlos Ávalos, gerente general de Visión Banco, afirma que “los servicios financieros son vitales para la ciudadanía en tiempos de esta crisis”. Comprendiendo esto, la entidad se ha puesto de parte de sus clientes y colaboradores, ofreciendo soluciones acordes a cada situación. Esto es un paso importante también al adoptar una mirada más macro, ya que las facilidades que se han presentado alivian de alguna manera las dificultades coyunturales.

Recientemente la calificadora Moody’s señaló un futuro incierto para el sector bancario de Latinoamérica, ¿cree que nuestro país experimentaría la misma incertidumbre?

Sin duda, la llegada del COVID-19 ha modificado enormemente todo lo planificado para este y los próximos años. La incidencia de los países vecinos es de alta relevancia, por lo cual los trastornos económicos se sentirán junto con la reducción comercial que genera la pandemia, lo cual hace que muchas cosas sean replanteadas con el nuevo escenario.

En contrapartida, mirar el inicio de esta situación y mirar la actualidad permite sentir un poco de alivio, por el desempeño del país ante la pandemia y por el conocimiento del escenario que podría darse en los próximos meses.

Si directamente la pandemia por COVID-19, en nuestro país, no tiene un impacto tan profundo como en las economías vecinas, ¿cómo cree que la coyuntura que experimenta la región podría afectar nuestro escenario económico?

La situación atípica en la que nos encontramos afecta a todos y, si bien los países vecinos lo han sentido con un mayor impacto, el brote de COVID-19 llega a nuestro país en un momento de recuperación económica después de que el crecimiento se estancara en el 2019.

El aislamiento social, el cierre de las fronteras, la pausa de la actividad comercial, así como los nuevos hábitos construidos en forma acelerada y en el corto plazo, pusieron en una posición complicada a la población en general y más aún a las empresas.

La pérdida de producción por las restricciones impuestas a las actividades económicas, el cierre de fronteras, la pausa comercial en la mayoría de los rubros, el aislamiento social en sí, tienen un impacto muy fuerte en la cualquier economía. Existen cálculos publicados que indican una contracción del PIB 2020, desde -0,7% anual hasta 5,4% anual.

Otro tema no menor y de alto impacto es la caída de la actividad laboral en consecuencia a lo mencionado anteriormente, en donde se estima una gran cantidad de personas que perderán sus puestos de trabajo. En consecuencia los ingresos de la unidad familiar tendrán una caída, lo cual afectará los índices de pobreza en el país.

¿Qué expectativas tiene para el futuro económico de nuestra nación?

Definitivamente las expectativas deben ser positivas, nos recuperaremos de la situación actual y saldremos adelante. Si bien los objetivos trazados a principio de año probablemente no podremos mantenerlos o cumplirlos, se ha demostrado que el país tiene bases sólidas, lo cual nos permite observar esta nueva coyuntura como una oportunidad para el futuro en varias líneas.

¿Qué factores piensa que ayudarían a una recuperación sostenible?

El gobierno reaccionaron rápidamente al brote del COVID-19, en marzo, para mitigar el impacto en la economía y las personas.

El gobierno implementó medidas de distanciamiento social y controles de movimiento de la población. El BCP redujo la tasa de interés de política en 175 pb a 2.25 por ciento, y relajó temporalmente las reglas de provisión para no penalizar las reestructuraciones y prolongaciones de crédito. Estas medidas y otras implementadas por el gobierno han sido un aliciente para sobrellevar la situación y que podamos aspirar a una recuperación sostenible.

La innovación ocupará un lugar eminente entre los factores relacionados con la recuperación económica y la competitividad. Debemos apoyar y fomentar la creatividad por ser un elemento determinante también en la generación de empleos.

¿Cuál es el papel que los bancos desempeñan en este contexto?

Los servicios financieros son vitales para la ciudadanía en tiempos de esta crisis. Ante las disposiciones emanadas por el BCP y la Agencia Financiera de Desarrollo, que tienen como objetivo asegurar la liquidez del sistema financiero y otorgar garantías de créditos a través del FOGAPY, hemos diseñado planes concretos de financiación para nuestros clientes que hayan sido afectados financieramente por la pandemia, con periodos de gracia de hasta un año, plazo de financiación hasta 48 meses para el repago de la deuda, tasas a partir del 7% para reconversión de operaciones con fondeo de la AFD y tasas a partir de 9% para financiaciones de capitales nuevos con garantía del FOGAPY, acorde al perfil de cada cliente, siempre y cuando cumplan con las condiciones y disposiciones establecidas para estos créditos por estos dos organismos del estado.

En todo momento priorizamos el diseño de planes en conjunto con el cliente, basados en su realidad y necesidad. Además, hemos puesto en marcha una serie de iniciativas para fomentar el uso de nuestras plataformas digitales, recordando las múltiples transacciones que el cliente puede realizar de manera segura, cuidar el riesgo en cada operación de crédito es nuestro compromiso para brindar seguridad a nuestros ahorristas a quienes nos debemos sin moverse de su hogar.

“La pérdida de producción por las restricciones impuestas a las actividades económicas, el cierre de fronteras, la pausa comercial en la mayoría de los rubros, el aislamiento social en sí, tienen un impacto muy fuerte en la cualquier economía ”

¿Qué medidas tomadas por los bancos han sido o podrán ser las que ayuden en la recuperación tanto de la economía personal como empresarial? ¿cuál ha sido la experiencia de Visión Banco en este periodo?

Ante la situación actual de emergencia sanitaria causada por el COVID-19 y las medidas de seguridad dispuestas por el gobierno para contener la expansión del coronavirus, Visión Banco ha puesto en todo momento como prioridad cuidar del bienestar de sus clientes y colaboradores, acompañándolos en sus necesidades financieras.

Hemos apoyado a nuestros clientes en esta situación que está atravesando el mundo entero. Probablemente llevará un buen tiempo la recuperación, pero con el trabajo en conjunto que venimos realizando con nuestros clientes, creemos podría ser más fácil. Por eso, las medidas que hemos aplicado abarcan a los diferentes sectores que atendemos.

En lo que se refiere a préstamos, hemos definido que las cuotas con vencimiento marzo, abril y mayo las estaríamos trasladando al final de la operación del crédito de nuestros clientes, sin recargo adicional alguno. Esto como una medida general y automática para la gran mayoría de nuestros clientes. Además, hemos puesto a disposición “planes especiales COVID”, teniendo en cuenta los requerimientos de nuestros clientes.

Para los clientes de segmento MiPymes, ofrecemos financiamiento para el pago de proveedores, pago de salarios, compra de mercaderías o insumo, capital operativo para nuestros clientes agrícolas o ganaderos, entre otros. Estos planes cuentan con el periodo de gracia, plazos de financiación acordes al sector.

Nuestros clientes asalariados también cuentan con planes especiales por COVID-19 acordes a sus necesidades, así como los clientes del sector corporativo.

Nuestros clientes de tarjetas de crédito también han recibido ampliaciones, dándoles de esta forma un apoyo adicional a la exoneración de pago mínimo.

¿Y qué expectativas tiene el banco, para el futuro próximo?

Planificamos un futuro con diversos proyectos, ambiciosos muchos de ellos, porque implicarán cambios en los hábitos y costumbres de nuestros clientes, pero que apuntan a brindarles una mejor experiencia y a estar presentes en todas las necesidades cotidianas que pudiera tener, tanto para su vida profesional como personal. La situación actual sumará otros aprendizajes para fortalecer estos planes. Desde el banco hemos puesto en marcha una serie de iniciativas para fomentar el uso de sus plataformas digitales así como el trabajo remoto entre sus colaboradores. Los clientes han acompañado estas iniciativas lo cual se ve reflejado en las transacciones digitales que hoy representan el 60% del total de transacciones versus el 40% de transacciones presenciales.

close

Suscribite al boletín